每日西语听力

当前播放

Blancanieves(3)

Sobresaltóse la Reina, pues sabía que el espejo jamás mentía, y se dio cuenta de que el cazador la había engañado, y que Blancanieves no estaba muerta.

Pensó entonces otra manera de deshacerse de ella, pues mientras hubiese en el país alguien que la superase en belleza, la envidia no la dejaba reposar.

Finalmente, ideó un medio.

Tiznóse la cara y se vistió como una vieja buhonera, quedando completamente desconocida.

Así disfrazada, dirigióse a las siete montañas y, llamando a la puerta de los siete enanitos, gritó: - ¡Vendo cosas buenas y bonitas!

Asomóse Blancanieves a la ventana y le dijo: - ¡Buenos días, buena mujer! ¿Qué traéis para vender?

- Cosas finas, cosas finas - respondió la Reina -.

Lazos de todos los colores - y sacó uno trenzado, de seda multicolor.

«Bien puedo dejar entrar a esta pobre mujer» , pensó Blancanieves, y, abriendo la puerta, compró el primoroso lacito.

- ¡Qué linda eres, niña! - exclamó la vieja -.

下载全新《每日西语听力》客户端,查看完整内容
点击播放