Cuatro pasos para alcanzar la agilidad emocional. Susan David, psicóloga

未能成功加载,请稍后再试
0/0

La agilidad emocional es la capacidad de convivir con nuestros pensamientos, emociones y recuerdos de forma saludable. . . . . . de manera que esto nos ayude a vivir siendo coherentes con nuestros valores.

¿Qué recomendarías a los maestros en la escuela. . . ?

.

¿. . . y a los padres, en casa, para que los niños aprendan a ser emocionalmente ágiles?

En primer lugar, exteriorizar las emociones.

Hacer que nuestros hijos muestren sus emociones no se trata de decirles: "No estás enfadado de verdad".

Ni: "Dices que estás enfadado, pero creo que en realidad tienes hambre".

O: " que te asusta hacer tal cosa, pero no te preocupes por estar asustado, porque todo saldrá bien". ¡No!

Tu hijo se siente triste o enfadado, y puede que no entiendas por qué, pero es necesario que aprendamos a aceptar cómo se siente.

Gracias a la investigación sabemos que cuando un profesor o un padre permite que el niño muestre sus emociones, básicamente está diciendo: "Estoy aquí, te veo.

下载全新《每日西语听力》客户端,查看完整内容