Historia animada de España en 10 minutos

未能成功加载,请稍后再试
0/0

Ah España, una tierra marcada por las cicatrices de su pasado.

Una tierra sinónimo de un gran imperio después de haber estado bajo el control de tantos distintos gobernantes.

Un país cuyo propio imperio ha superado las pruebas del pasado, y que ha cambiado por completo el curso de la historia de toda América.

Incluso ha sido capaz de evitar dos guerras mundiales

Hoy verás todo esto y más en… (El vídeo original en inglés lo tendréis en la descripción del vídeo).

Bueno, seguramente hayas oído que España era parte del gran Imperio Romano, pero antes de que llegaran a la Península ibérica habían florecido ya diversas civilizaciones.

La mayoría de estos fueron suplantados gradualmente por los celtas que emigraron al sur de Francia.

Los griegos y los fenicios navegaron estas aguas durante siglos, y permitieron la creación de pequeñas ciudades de mercado y colonias.

Los cartagineses, que descienden de los fenicios. Establecieron un intenso imperio de rutas comerciales entre 650 y 300 AC.

Incluyendo en este partes del sur de España, antes de que entren en conflicto con los Romanos.

Que aun en el siglo III AC eran una República soñando con la idea de conquistar algún día fuera de la península italiana.

Pero todo esto cambió con las guerras púnicas, donde Roma ganó por los pelos a los cartagineses.

Los habitantes de la España romana fueron tomando sus costumbres a una velocidad acelerada gracias a la inmigración de otras partes del Imperio.

Costumbres como por ejemplo, el derecho romano, la religión y la lengua lentamente que fueron tomando raíz en la cultura y la sociedad.

Hispania sucumbió a varios invasores germánicos y nómadas en el siglo V que competían por la tierra y su dominio.

Los suevos, vándalos y alanos establecieron reinos para ellos, antes de estar casi por completo dominados por visigodos.

En 587 Recadero, el rey de los visigodos, convirtió del arrianismo al catolicismo romano, y el resto de su reinado pronto siguió sus pasos Los visigodos lucharon por el control de la región contra los bizantinos, que eran básicamente restos del antiguo Imperio Romano de Oriente y también fueron expulsados del sur de Galia por los francos.

Pero fueron capaces de consolidar su dominio en la Península Ibérica, a excepción de la región de los vascos, a mediados del año 624.

Pero la España visigoda estaba a punto de enfrentarse a un nuevo enemigo a 4000 km, en Medina.

Cuando en el año 622, el islam comenzó a extenderse a través de logros de Mahoma y del Califato Rashidun.

El Imperio se expandió por los antiguos territorios bizantinos en el norte de África, y esto con gran eficacia y rapidez bajo la dinastía de los Omeyas.

En el año 711 un ejército bereber cruzó el estrecho de Gibraltar y fue conquistando la tierra visigoda lentamente hacia el norte, hasta que fueron parados a manos de los francos en la batalla de Tours y por los españoles en la batalla de Covadonga en el año 722.

La dinastía omeya cayó a mano de los abasíes, pudiendo escapar tan solo un fugitivo omeya que reivindicó las tierras de España para él.

Primero como Emirato y luego como Califato de Córdoba, más conocido como Al-Andalus.

En torno al año 800 y 900, un proceso que duraría siglos, conocido como La Reconquista comenzó, donde los cristianos lucharon contra los musulmanes para expulsarlos de España.

Los españoles y los portugueses vieron a los musulmanes como intrusos tanto cultural como religiosamente ya que había muy poca integración entre las dos clases.

La reconquista dio como resultado el aumento del tamaño del dominio cristiano en el norte de la península y el reino musulman en el sur dividido en Taifas al ser unido de nuevo por los almohades en el siglo XII(12).

Los almohades pusieron lo que sería el último clavo en el ataúd de la España musulmana cuando crearon un decreto rígido de conversión o muerte sobre su dominio.

Provocando así un éxodo masivo de Judios y Cristianos hacia los reinos cristianos del norte.

La lucha se complicó contra los almohades entre 1212 y 1250, por una alianza de los reinos españoles, que expulsó a los moros a una región conocida como Granada

Castilla y Aragón, los dos reinos más poderos de España, se unen con el matrimonio de los reyes católicos, Fernando II e Isabel I para crear el Reino de España.

Que ganó también los últimos restos de los musulmanes de Granada y el reino Vasco de Navarra.

Durante este período un navegante italiano viaja de un país a otro en busca de un patrocinio para un viaje a las Indias Orientales.

Pero al final da con Isable y Fernando, y después de dos años de indecisión, el rey Fernando accedió a financiar el viaje de Colón, el mismo Cristobal Colón que descubrió las Américas.

Con descubierto me refiero a después del vikingo leif Ericson y la gente que vivía allí ya.

El imperio español en las Américas cambiaría el mundo para siempre, primero elevando a España como superpotencia mundial, aunque pronto se hace evidente que el descubrimiento de nuevas tierras y la formación de un imperio no es suficiente para ocupar y saciar las ansias de poder de la gran corona española.

Que luego volvió su atención a la hegemonía religiosa, primero ordenando la expulsión de los Judios y luego la de los musulmanes.

El llamado Edicto de Expulsión de España, abrió el camino a la Inquisición española, porque nadie contaba con la inquisición española.

Este período de la historia española es notoriamente sangrienta, incluso para los estándares europeos.

Los Habsburgo llevaron a cabo su derecho al trono español lo más rápido que pudieron, con las bodas de la familia real española.

Los Habsburgo gobernaron grandes trozos de Europa en un intento de mantener la herencia dentro de la familia, a parte, eran conocidos por sus altos casos de relaciones incestuosas, por favor, no busquéis esa palabra en internet.

La España de los Asturias también había sido un fracaso político, ya que se ahogaron en la inflación causada por las materias primas procedentes de la influencia francesa.

Las guerras constantes y la piratería fueron un duro golpe para el imperio, que ya había perdido su posición de liderazgo en europea, y dio pie a otros países como Francia, Gran Bretaña y Rusia.

Los Habsburgo perdieron su poder en España después de la Guerra de Sucesión española, donde la casa francesa de los borbones tomó la corona Española.

Durante las guerras napoleónicas en el siglo XIX, fue mal preparado el ejército español ya que habían concentrado sus capacidades militares en un conflicto naval a Gran Bretaña, que era un gran rival de España.

Por esto el ejército español sufrió una derrota por Napoleón, y al final se vieron obligados a luchar en guerrillas y escaramuzas.

Napoleón coronó a su hermano brevemente como rey de España, digo brevemente porque en 1813 lo derrotaron y se restauró la monarquía anterior que traía consigo el rechazo a la primera constitución española.

Esto llevó a España a una época turbulenta con varias revoluciones y contra revoluciones durante los próximos 50 años.

En 1873 se abolió la monarquía y la primera república española fue fundada.

El rey que fue prestado de Italia abdicó, y declaro que España era ingobernable.

Pero sin embargo, con la Guerra Española-Americana y la Guerra de los diez años de Cuba, España había visto reducido su territorio que perdió su dominio en América y Filipinas.

Con el estallido de la Primera guerra mundial, España declaró su neutralidad y experimentó un auge económico desmesurado que solo fue amortiguado por la gripe española y algunos levantamientos en Marruecos.

La inestabilidad y la falta de control centralizado, llevarían a la guerra civil a España y que la dividiría en dos, el bando sublevado de los nacionalistas y los republicanos.

Pero la Guerra civil es otro tema largo y lleno de razones, causas y consecuencias complejas.

Y claramente diferente de lo que sucedió en el resto de Europa en la década de 1900.

Bueno, tras la guerra acabaron ganando los nacionalistas y con Franco en el poder impuso una dictadura que duró 40 años, y que se prolongó durante la Segunda Guerra Mundial, se creó la España de Franco o España Nacionalista.

Con una ideología no muy distinta del fascismo italiano y el nazismo alemán.

Pero claramente, España, se mantuvo al margen de la guerra.

Con la muerte de Franco en el 75, se decretó la restauración de la monarquía, pero el rey Juan Carlos creyó oportuno y creó la Constitución española del 78

España se unió a la Unión Europea en el 86, lo que ayudó a estabilizar las industrias y la economía en el nuevo gobierno.

A parte, esto ocasionó el auge del turismo y el gran crecimiento económico en España llevaron a España a ser la 4 economía más grande de Europa y a convertirse en el país donde era más fácil volverse rico.

Pero dicho auge se detuvo bruscamente con la recesión mundial del 2008 que creó una burbuja inmobiliaria especialmente en España.

La cual generó dificultades económicas en el largo plazo.

España actualmente tiene algunos problemas internos, como por ejemplo un movimiento separatista en Cataluña y la gran inmigración a Europa que comenzó en el 2015.

Pero la España moderna sigue siendo un gran paradero de turismo, con millones de visitas cada año y se está terminando de recuperar de la recesión económica con un duro trabajo de crecimiento industrial, aparte de intentar cicatrizar sus historias del tan reciente pasado.